Terapia Familiar

Décimo Primera Generación

Algunos libros recomendados mayo 27, 2012

Archivado en: Uncategorized — Terapia Familiar 11a. Generación @ 6:29 pm

Espíritu y Naturaleza

Es, sin duda, la obra cumbre de este ecléctico pensador anglosajón y gran epistemólogo. Bateson recorrió en su heterodoxa aventura intelectual los campos de la biología, la antropología, la cibernética, la teoría de la comunicación, hasta desembocar en su “ecología del espíritu” “Debemos suponer”, aseveraba, “que la misma clase de leyes opera en la estructura del cristal y en la estructura de la sociedad”. Nos ofrece una nueva manera de contemplar el mundo que nos rodea. Si queremos vivir en armonía con los demás seres vivos del planeta, nos dice, debemos aprender a pensar como piensa la naturaleza. El pensamiento cuantitativo occidental es en verdad contrario al orden natural Y en la medida en que somos un proceso espiritual, debemos suponer que el mundo natural ha de mostrar idénticas características de espiritualidad”: http://www.amorrortueditores.com/libro.php?p_id_libro=345

Teoría de la Comunicación Humana

Los autores, miembros del equipo que trabajó diez años en Palo Alto (California) con Gregory Bateson, estudian aquí la pragmática de la comunicación interpersonal. La comunicación es considerada como una relación cualitativamente diferente de las propiedades de los individuos que participan en ella.
Después de definir ciertos conceptos generales, los autores presentan las características básicas de la comunicación humana e ilustran sus manifestaciones y sus posibles perturbaciones.
Se analiza la importancia especial de la paradoja y la contradicción en la comunicación humana, tanto desde el punto de vista de la patología como de la terapia. La conducta perturbada es vista como una reacción comunicacional ante una situación que tiene determinadas propiedades, y no como una enfermedad localizada en la mente del individuo. Se discute también la famosa teoría del doble vínculo sobre la esquizofrenia, y se ejemplifica la situación contradictoria que caracteriza al doble vínculo en unas variadas situaciones interpersonales, incluida la psicoterapia: http://www.casadellibro.com/libro-teoria-de-la-comunicacion-humana/9788425412059/197888

teoria de la comunicacion humana-paul watzlawick-9788425412059

Estética del cambio

El interés fundamental de toda psicoterapia es el cambio. Keeney -autor también de “La improvisación en psicoterapia”, y coautor de “La voz terapéutica de Olga Silverstein”, ambos publicados igualmente por Paidós- explica cómo puede aplicarse el pensamiento cibernético a la terapia familiar.

Demuestra que nuestra epistemología convencional, en la que causa y efecto están ligados por una relación lineal progresiva, no basta para dar cuenta de la reciprocidad de las causas, tal como se dan en la experiencia. Para esta última, propone una epistemología cibernética que se apoya -elocuentemente- en las concepciones de Bateson, Von Foerster, entre otros.

Más allá de sus valores académicos sobre las bases del proceso terapéutico, Estética del cambio inaugura un importante campo de indagación y al reflejar en su forma, sus diálogos y sus imágenes el propio objeto de estudio, elucida los conceptos de la cibernética actual como ningún otro libro lo hizo antes: http://www.buscalibros.cl/estetica-cambio-keeney-b-cp_112798.htm

[estética+del+cambio]

Terapia No Convencional

La terapia estratégica no es una doctrina o teoría particular, sino que abarca varias modalidades de terapia cuyo común denominador es que el terapeuta asume la responsabilidad de influir directamente en la gente, es el iniciador de lo que ocurre en la sesión y elabora un método particular para cada problema. Su tarea consiste en identificar problemas solubles, fijar metas con respecto a ellos, diseñar intervenciones acordes con dichas metas, examinar las respuestas a fin de corregirse y evaluar el resultado de la terapia: http://www.libreriaolejnik.com/ventana.php?codig=6755

 

Humberto Maturana mayo 26, 2012

Archivado en: Uncategorized — Terapia Familiar 11a. Generación @ 5:04 pm

“el amar ocurre en el momento en el que usted abre el espacio relacional, para ver y oír al otro sin prejuicios, o a la otra sin expectativas, pero para que eso pase usted debe estar dispuesta a hacerlo…el principal elemento que niega el escuchar es que uno tiene respuestas hechas, entonces uno tiene que soltar sus respuestas hechas”

Humberto Maturana

(biólogo, cuyos postulados epistemológicos,

es una de las bases de la postura constructivista).

 

Foucault por sí mismo. Documental

Archivado en: Uncategorized — Terapia Familiar 11a. Generación @ 4:29 pm

Documental que ofrece un panorama de algunos de los temas principales sobre los que reflexionó Michel Foucault a lo largo de su vida.

Este panorama se construye a partir de las propias palabras del autor, puesto que el documental en su totalidad está conformado por la ilación de fragmentos de declaraciones de Foucault, de algunos de los cursos que dictó y de citas de sus textos (de ahí el título del documental: “Michel Foucault por sí mismo”).

De esta forma, podemos escuchar al pensador francés definir “las heterotopías”, reflexionar sobre la “parresía” y sobre el aparecimiento de la idea de “hombre”, entre otros asuntos. Así mismo, escuchamos fragmentos de libros como Historia de la locura en la época clásica, Vigilar y castigar y Las palabras y las cosas.

 

Gregory Bateson. Una ecología de la mente

Archivado en: Uncategorized — Terapia Familiar 11a. Generación @ 4:15 pm

Sobre el pensamiento de Gregory Bateson, con subtítulos en español.

Más información en:

http://www.sctsystemic.es

http://ecologiadelamente.blogspot.com

http://www.andrewcohen.com/2012/03/24/the-ecology-of-mind/

 

Algunos artículos recomendados

Archivado en: Uncategorized — Terapia Familiar 11a. Generación @ 3:57 pm

Promiscuity in the practice, escrito por Sheila McNamee, en donde encontraremos una propuesta respecto del uso de las teorías, modelos, técnicas y recursos flexibles en la conversación terapéutica.

Systemic therapy: a new brief intervention model, escrito por H. Rusell Searinght y Patrick Openlander. Aquí presentan un modelo de psicoterapia breve basado en la teoría de los sistemas. El modelo hace hincapié en el contexto de interacción de los problemas de los clientes y representa un paradigma de intervención eficaz.

Systemic family therapy, escrito por Mark McLeod, Amy Goch y Stephen Nowicki. Encontraremos algunos conceptos básicos de la Terapia Familiar Sistémica.

Text and context: narrative, postmodernism and cybernetics, escrito por Paolo Bertrando, en donde aborda cuestiones fundamentales de la perspectiva sistémica y la terapia narrativa (post-moderna).

 

Minuchin

Archivado en: Uncategorized — Terapia Familiar 11a. Generación @ 3:25 am

En este  video, podremos ver una breve muestra del trabajo de Salvador Minuchin, además en el enlace, hallaremos una entrevista realizada y presentada por Richard Simon, editor de The Familiy Therapy Networker, en la que Minuchin nos habla de la psicoterapia tal como la concibe; revisando en forma aguda los nuevos desarrollos de la terapia familiar y sus propia evolución como terapeuta y persona, sus cambios, virtudes y limitaciones a lo largo de los años, matizando sus opiniones con anécdotas y relatos: http://es.paperblog.com/entrevista-a-salvador-minuchin-201698/

 

El arte de amargarse la vida

Archivado en: Uncategorized — Terapia Familiar 11a. Generación @ 2:59 am

He aquí un fragmento del libro escrito por Paul Watzlawick:

“Un hombre quiere colgar un cuadro. El clavo ya lo tiene, pero le falta un martillo. El vecino tiene uno. Así, pues, nuestro hombre decide pedir al vecino que le preste el martillo. Pero le asalta una duda: ¿Qué? ¿Y si no quiere prestármelo? Ahora recuerdo que ayer me saludó algo distraído. Quizás tenía prisa. Pero quizás la prisa no era más que un pretexto, y el hombre abriga algo contra mí. ¿Qué puede ser? Yo no le he hecho nada; algo se habrá metido a la cabeza. Si alguien me pidiese prestada alguna herramienta, yo se la dejaría enseguida. ¿Por qué no ha de hacerlo él también? ¿Cómo puede uno negarse a hacer un favor tan sencillo a otro? Tipos como éste le amargan a uno la vida. Y luego todavía se imagina que dependo de él. Sólo porque tiene un martillo. Esto ya es el colmo. Así nuestro hombre sale precipitado a casa del vecino, toca el timbre, se abre la puerta y, antes que el vecino tenga tiempo de decir ´buenos días, nuestro hombre le grita furioso: !Quédese usted con su martillo, so penco!

 

Efectividad De La Terapia

Archivado en: Uncategorized — Terapia Familiar 11a. Generación @ 1:38 am

Es necesario encontrar un punto equidistante entre “para cada síntoma una terapia” y “cualquier terapia da lo mismo”.

Eysenk provocó una controversia en la década de los 50’s  y los 60’s  al señalar que la mayoría de las psicoterapias no eran más efectivas que un grupo de espera, los pacientes se recuperaban en la misma proporción asistiendo o no a un proceso terapéutico.  (Eysenk 1952, en: Martínez-Taboas y Francia-Martínez, 1992). En este ámbito de Controversias también recordamos a Bergin (1970, en: Martínez-Taboas y Francia-Martínez, 1992) cuando señaló que las psicoterapias no solamente tienen el potencial de mejorar al cliente sino también de deteriorarlo.

Estas ideas hicieron imprescindible identificar qué terapias son beneficiosas, en qué circunstancias lo son, y para qué tipo de problemas, además de reconocer cuáles pueden llegar a ser dañinas (Martínez-Taboas y Francia-Martínez, 1992).

A partir de la “paradoja de equivalencia” que decía que la ayuda profesional parecía tener un efecto homogéneo (cualquier terapia da lo mismo) se empezó a investigar la efectividad bajo tres líneas principales: El estudio del proceso terapéutico, que se centra tanto en la interacción terapéutica como en el proceso de cambio experimentado durante la relación de ayuda estudiando “los episodios relevantes de cambio terapéutico”.  Como segunda línea el estudio de los factores de cambio inespecífico, que tiene que ver con qué factores de la terapia o extraterapéuticos, transversales a diferentes tipos de terapia, resultan responsables del cambio. Estudios que relacionan tipos de tratamiento con tipos de problema, a partir de los cuales se han elaborado listas de tratamiento con apoyo empírico para temas específicos, como depresión, fobias, bulimia, etc. (Krause, De la Parra, Aristegui, Dagnino, Tomic, Valdés, et al, 2006).

Los factores específicos que se  relacionan con  la orientación de la terapia (técnica empleada, orientación teórica, etc.) explican sólo 15% de la mejoría en psicoterapia (Lambert y Anderson 1996 en: García y Fantin, 2010)

Los factores inespecíficos son aquellos aspectos del paciente, del terapeuta y la relación entre ambos, que son comunes a cualquier psicoterapia, independientes de las técnicas o marco teórico empleado, como la relación emocional de confianza significativa entre consultante y terapeuta, la confianza y aceptación por parte del paciente de la racionalidad del tratamiento. La entrega de información por parte del terapeuta y con ello la oferta de nuevas oportunidades de aprendizaje, el refuerzo de las expectativas del paciente en relación a recibir ayuda, brindar experiencias exitosas con el propósito de que exista un aumento en las sensaciones de dominio y autoeficacia, facilitar la activación del mundo emocional del paciente, la visión que tiene el paciente de que su terapeuta es un experto creíble y confiable.

El factor inespecífico más relacionado con el cambio terapéutico es la “alianza terapéutica” la cual es definida como un sentimiento de simpatía y de confianza hacia el terapeuta que involucra acuerdos y colaboración entre terapeuta y paciente integrando tres componentes constitutivos, vínculo, tareas y metas. Orlinsky, Grawe y Parks (1994, Santibáñez, Román y Vinet, 2009) hicieron una revisión de 132 investigaciones en las que encontraron que estaban altamente correlacionados los resultados del tratamiento con la alianza terapéutica.

Lambert y Anderson (1996 en: García y Fantin, 2010) encontraron que el 30% de la mejoría en psicoterapia se debe a variables relacionadas con la relación terapéutica y a factores contextuales y  el 40%  a variables relacionadas con el cliente.

Reflexionar sobre  la efectividad de la Terapia es labor de todos los que se dedican a ella, pensar acerca de ¿Da lo mismo entrar a un proceso terapéutico o no hacerlos? ¿Sale sobrando la postura teórica y las técnicas especificas? ¿Será que justo la postura teórica es la que nos permite tener un posicionamiento particular ante el problema y la relación que podamos tener con el paciente? ¿Se debe enseñar sobre terapia en terapia? Estas y muchas preguntas debemos contestarnos en nuestra práctica clínica.

Alejandra Piña Loeza

  1. Martínez- Taboas, A. y Francia-Martínez, M. (1992). Efectividad de las psicoterapias en niños y adolescentes: revisión de estudios controlados. Revista latinoamericana de Psicología. Vol. 24. No.3. Disponible en: http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/html/805/80524301/80524301.html
  2. Krause, M., De la Parra, G., Aristegui, R., Dagnino, P., Tomic, A., Valdés, N., Vilches, O., Echavárri, O., Ben Dov, P., Reyes, L. y Altamier, C. (2006). Indicadores genéricos de cambio en el proceso terapéutico. Revista latinoamericana de psicología. Vol. 38. No. 2. Disponible en:http://pepsic.bvsalud.org/scielo.php?pid=S0120-05342006000200006&script=sci_arttext
  3. García, H. y Fantin, M. (2010). Percepción de eficacia de la psicoterapia en argentina. Revista puertorriqueña de psicología. Vol. 21. Disponible en: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3630650
  4. Santibáñez-Fernández, P., Román-Mella M. y Vinet, E. (2009). Efectividad de la psicoterapia y su relación con la alianza terapéutica. Interdisciplinaria. Vol. 26 No. 2. Disponible en: http://www.scielo.org.ar/scielo.php?pid=S1668-70272009000200006&script=sci_abstract&tlng=es
 

Resiliencia Familiar mayo 25, 2012

Archivado en: Uncategorized — Terapia Familiar 11a. Generación @ 9:06 pm

La Resilencia puede definirse como la capacidad de una persona para recobrarse de la adversidad fortalecida y dueña de mayores recursos. Se trata de un proceso activo de resistencia, autocorrección y crecimiento como respuesta a las crisis o desafíos de la vida (Wolin y Wolin, 1993, en Walsh, 2004).

Por lo común se entiende que la Resilencia es innata, como si las personas resilientes maduraran sin ayuda externa: o tuvieron de entrada las “condiciones necesarias” – una suerte de fortaleza bilógica – o la adquirieron por sí solas. Sin embargo, pocos estudiosos han considerado a la familia como una fuente potencial de Resilencia: esto es, como un recurso.

Por su parte, la Resilencia Familiar significa procesos de superación y de adaptación que tienen lugar en la familia como unidad funcional. No sólo algún miembro de la familia muestra vulnerabilidad o Resilencia: lo más importante es que el propio sistema familiar influye en el eventual ajuste. Hasta los individuos no afectados por la crisis lo son por la reacción de la familia, que repercute luego en todas sus demás relaciones. El modo como la familia enfrente y maneje la experiencia disociadora, amortigüe el estrés, se reorganice con eficacia y siga adelante con su vida influirá en la adaptación inmediata y mediata de todos sus integrantes, así como en la supervivencia y bienestar de la unidad familiar.

Walsh (2004, Pp.3) es una de las principales ponentes de la resiliencia familiar, ella afirma que esta es “una lente que cambia la perspectiva, desde la observación de familias en dificultades como si fueran familias dañadas, a observarlas como si fueran familias retadas, afirmando su potencial para la reparación y el crecimiento”.

Esta autora ha propuesto un modelo para la Resiliencia Familiar que engloba una serie de procesos fundamentales divididos en áreas y subáreas:
El primero de ellos es el Sistema de creencias; entendiéndose como los valores, convicciones, actitudes, tendencias y supuestos, que se unen para formar un conjunto de premisas básicas que desencadenan reacciones emocionales, determinan decisiones y orientan cursos de acción.

Las subáreas que la componen son:

  1. Conferir Sentido a la Adversidad: Convicción de que la unión familiar, fortalece la capacidad de superar la adversidad. Se ensalza la lealtad y existe un fuerte sentimiento de confianza.
  2. Enfoque Positivo: Ideas familiares sobre la perseverancia, el coraje, la esperanza, el optimismo, la iniciativa activa y aceptación de hechos.
  3. Trascendencia y Espiritualidad: Se hace referencia a valores más profundos, aspiraciones, modelos e ideales a alcanzar.
  4.  Aprendizaje y Crecimiento: Creencias familiares que resaltan el aprendizaje o el crecimiento personal a partir de la reflexión de eventos difíciles o críticos.

En segundo lugar se encuentran los Patrones Organizacionales Familiares que fomentan la integración de la unidad familiar, definen las relaciones humanas y regulan las conductas. Se mantienen sobre la base de normas externas e internas, reforzadas por sistemas de creencias familiares y culturales.

Las subáreas que la componen son:

  1. Flexibilidad: Capacidad del sistema familiar de cambiar cuando es necesario, de acuerdo a la etapa de vida de sus integrantes y las demandas externas.
  2. Conexión: Unión emocional entre los miembros de la familia. Se hace referencia al equilibrio entre la unidad, el apoyo mutuo y la colaboración por un lado, y por otro la separación y la autonomía de cada individuo.
  3. Movilización de recursos psicosociales: Se refiere a familias con fronteras o límites claros, fuertes e íntegros al interior, pero lo bastante permeables para permitir un intercambio satisfactorio con el mundo exterior.

Por último se encuentran los Patrones de Comunicación, es decir, el intercambio deinformación para la resolución de problemas tanto socioemocionales como práctico instrumentales.

Las subáreas que la componen son:

  1. Habilidades de escucha: Prestar atención a las ideas que expresa(n) otro(s), guardar silencio respetuoso dando tiempo a que el otro exprese sus ideas y no jugar a adivinar el pensamiento del otro.
  2. Claridad: Mensajes trasmitidos a los destinatarios precisos, en lugar de desviarlos a otros integrantes del grupo familiar.
  3. Expresión Emocional Sincera: Mensajes que son espontáneos pero se transmiten con respeto y consideración hacia los sentimientos y diferencias de los demás.
  4. Resolución Cooperativa de Problemas: Se refiere al reconocimiento del problema, la comunicación con los involucrados y la colaboración en cuanto a la generación de ideas y acciones encaminadas a la solución del problema, incluyendo la evaluación de los resultados para afinar o corregir el camino.

Existen diversos instrumentos destinados para evaluar la resiliencia de las personas ante diferentes situaciones, edades y contextos.

Por ejemplo, en situaciones escolares, se encuentra el Cuestionario de Perfil de Vida del Estudiante a través de las Actitudes Comportamentales del Search Institute (1989; en Salgado, 2005) y la Escala de Percepción de Resiliencia en el Medio Ambiente Proximal de Castro, Llanes y Carreño (2004; en Saavedra y Castro, 2008).

Por otra parte, existen diversos instrumentos que tienen características particulares de inclusión tales como la edad; por ejemplo, la Escala de Resiliencia Escolar creada por Saavedra y Castro (2008), The Resiliency Scale (Jew, 1992, en Ospina, 2007) que intenta medir los niveles individuales de tres factores de resiliencia: optimismo, adquisición de habilidades y toma de riesgos y el inventario de My Child’s Friedships Scale, desarrollada por Doll (1993, en Villalobos, 2009),

Por último en situaciones contextuales se encuentra, la Ego Resiliency Scale propuesta por Block y Kremen (1996, en Villalobos, 2009), dicha escala está habla acerca de un Yo resiliente, y lo definen como las habilidades de un individuo para autocontrolarse siguiendo el contexto.

Como hemos visto existen varias formas de evaluar la resiliencia en diferentes contextos, poblaciones y rangos de edad, sin embargo, todos ellos son de manera individual y no existe algún instrumento que permita evaluar la resiliencia familiar. Es entonces que resulta oportuno la creación de algún inventario que permita valorar las potencialidades y lados fuertes de las familias resilientes. Y más aún, inventarios que mantengan todo el rigor científico y que cumplan con todas aquellas características psicométricas que debe tener un instrumento de medición, Es por esto que actualmente estudiantes de la 11° Generación de la Residencia en Terapia Familiar de la UNAM Fes Iztacala se encuentran trabajando en la obtención de la confiabilidad y validez del Inventario de Recursos Resilientes Familiares (IRREFAM) el cual está diseñado tomando en cuenta el modelo de Resiliencia propuesto por Walsh (2004).

Aura Silva Aragón

Ulises Zamora Gayoso

 

Teoría de la Comunicación Humana

Archivado en: Uncategorized — Terapia Familiar 11a. Generación @ 7:27 pm

En el video podremos encontrar varios conceptos básicos de la teoría de la comunicación humana y los axiomas de la comunicación propuestos por Watzlawick, Beavin y Jackson.

 

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.